Protección

Las mujeres cuya integridad física, psíquica o sexual esté en riesgo inminente por parte de otra persona del grupo familiar, tienen el derecho a solicitar medidas de protección inmediatas que garanticen que se rompa el continuum de violencias contra ellas y sus núcleos familiares (hijas e hijos en la mayor parte de ocasiones). La ley 1257 de 2008 contempla 13 tipos de medidas en su artículo N° 17 que incluyen: órdenes de desalojo para el agresor, restricciones de contacto con el agresor, la obligación de acudir a un tratamiento terapéutico, entre otros.

Uno de los mecanismos de protección operantes en el Distrito son las Casas Refugio, espacios que brindan el servicio de acogida a las mujeres víctimas de violencias cuando existe una medida de protección emitida por las autoridades competentes (comisarías de familia o los jueces de control de garantías). Allí reciben atenciones en psicología, trabajo social, jurídico, pedagógico, de salud y de nutrición.

*Nota: Información de carácter preliminar al 18 de julio de 2019.